sábado, 10 de agosto de 2013

HACE 10 AÑOS DE LA PLATA OBTENIDA EN LOS PANAMERICANOS

JUEGOS PANAMERICANOS 2003-Fue la primera y única vez que el baloncesto superior dominicano ha estado en el podium a nivel panamericano. Hace 10 años, la selección nacional masculina se quedaba con la medalla de plata de los Juegos Panamericanos Santo Domingo 2003.

 “Fue un honor al trabajo” dice Héctor Báez, quien tuvo a su cargo la dirección técnica del combinado. Recuerda que hubo muchos héroes tanto dentro como fuera de la cancha: Jack Michael Martínez, Otto Vantroy (a quienes consideró los Más Valiosos), Carlos Morbán con su labor defensiva sobre todo frente al boricua Carlos Arroyo en el partido por avanzar a la final. 

 “Junior Brea (gerente general) hizo un gran manejo con la ayuda de Pedro Pablo Pérez, Frank Herasme y Edsel Vila en la parte institucional, el doctor Dalbert Polanco. Fue un trabajo de 24 horas”. añade. Báez resalta el apoyo tanto del gobierno de turno como del Comité Olímpico Dominicano. 

“Fue fácil buscar a los jugadores, al ser anfitriones todo estuvo disponible y a pedir de boca. La federación hizo su parte, siempre estuvo el dinero, las dietas, los pasajes, etc”. expresa. 

 Para el reputado técnico, lo más difícil fue hacer consciencia entre todos de que se podía hacer algo que nunca se había hecho. “Nadie creía en nosotros. Tuvimos que poner en la mente que podíamos hacerlo a pesar de nunca haber estado en el medallero.

 Pasamos de un cero a un 90”, declara Báez. Western y Paniagua Desde el punto de vista técnico, el entrenador resaltó la presencia de un par de jugadores: Franklin Western y Carlos Paniagua. “Western cambiaba el juego. 

La ofensiva pasaba por sus manos. En la defensa funcionábamos a través de Paniagua, quien podía doblar con su versatilidad. Eso permitía a Jack jugar un poco más suelto”, rememora. Resalta la efectividad del equipo en la media cancha, su buena ejecución defensiva y el control del balón. Los rebotes defensivos y la defensa a mitad de cancha también fueron aspectos importantes.

 “El Grillo (José Vargas) comenzaba el partido y al principio jugamos mucho con él en el poste bajo. Luego entraba Paniagua y Jack en la rotación”, explica el veterano técnico. Una de las cosas que dio confianza en el trabajo fue la decisión de no aceptar que Jack Michael fuera a jugar a Venezuela y de ese país pasara a Culiacán donde se jugó el Centrobasket de ese año y en el cual la República Dominicana también se quedó con la medalla de plata.

Por: Alex Rodriguez.

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

 
Design by Free WordPress Themes | Bloggerized by Lasantha - Premium Blogger Themes | cheap international calls