miércoles, 17 de julio de 2013

UNA BAJA QUE APAGA EL SUEÑO DE REGRESAR AL PRIMER MUNDO: AL HORFORD

PREMUNDIAL-Lo mejor del baloncesto masculino dominicano, en materia de resultados internacionales y de producción de jugadores, se ha vivido en los últimos 35 años. Desde Hugo Cabrera hasta Al Horford, pasando por Antonio “Chicho” Sibilio, Vinicio Muñoz, Evaristo Pérez, José “Grillo” Vargas, Francisco García y Jack Michael Martínez, han exhibido sus destreza a partir de 1978. 

Y, si bien la primera medalla internacional se alcanzó en 1977 con el oro en el Centrobasket de Panamá, es a partir del año siguiente cuando llegan las grandes conquistas tales como los títulos en Centrobasket 2004 y 2012, Juegos Centroamericanos y del Caribe de 1998 y 2002, la plata en los Juegos Panamericanos de 2003 y el bronce en el Pre-Mundial de 2011. 

Sin embargo, clasificar a un Mundial o unos Juegos Olímpicos ha sido tarea pendiente de los últimos 35 años. Desde que el oro en Panamá ’77 envió de forma directa al conjunto al Mundial de Filipinas obtener otro boleto a citas universales ha sido imposible. 

Esta vez estaban dadas varias condiciones para que en septiembre próximo terminara la sequía, dado el crecimiento progresivo del el grupo actual en los últimos cuatro años, la cantidad de cupos disponibles y las bajas de figuras de rivales de peligro. 

Sin embargo, la incertidumbre que desde febrero pasado comenzó a generar Alfred Horford sobre su participación o no y que prácticamente se confirmó al ser incluido en la parada sudafricana de Basketball Without Borders pone en una situación complicada las aspiraciones dominicanas en el Premundial que se jugará en Caracas entre el 30 de agosto y el 11 de septiembre.

 Horford estará en Johannesburgo entre el 29 y 31 de agosto. Cuando termine su compromiso en África ya el equipo dominicano habrá jugado sus dos partidos más difíciles en la primera ronda (Argentina y Venezuela) y el delantero ha sido claro en indicar que sino está integrado a las prácticas desde el principio prefiere no ir a la capital bolivariana. 

En teoría, el equipo dominicano tenía grandes posibilidades de avanzar a la segunda fase con tres victorias por lo que solo necesitaría ganar al menos a uno de los “grandes” de la otra llave (Puerto Rico, Canadá o Brasil) y cumplir con los de su nivel para avanzar a la Copa Mundial de España en 2014. 

Desde que debutó con el seleccionado en el Centrobasket 2008 en Cancún, Horford ha llevado a otro nivel el seleccionado. 

Un rebote ofensivo suyo que inmediatamente convirtió contra México evitó que el quinteto tricolor quedara fuera del ciclo 2008-2010. 

Un año más tarde, en el Premundial en San Juan, un lance libre suyo fallado en el último minuto pudo evitar la prórroga contra Argentina, lo que habría clasificado al equipo para el Mundial de Turquía.

 Horford se ausentó del Centrobasket 2010, pero regresó para el Pre-Olímpico de 2011 para ser clave en una de las mejores participaciones dominicanas a nivel continental. 

En Mar del Plata, Argentina, el hijo de Tito promedió 19 puntos y 9,2 rebotes para que los quisqueyanos llegaran terceros en un torneo donde se derrotó a Brasil y en el que el equipo estuvo a tres minutos de pasar a los Olímpicos. 

Horford fue clave para que el verano pasado el equipo dominicano venciera por vez primera a Puerto Rico en su suelo y pusiera a entonar las notas del himno nacional en la capital de la vecina isla con el oro en el Centrobasket. 

Ya en el Repechaje Mundial los dirigidos por John Calipari no pudieron resistir la superioridad física de Nigeria y vieron esfumarse en los últimos dos minutos el pase a Londres. 

Su media con el conjunto es de 15.9 puntos, 9.1 rebotes y 2.8 asistencias, números respetados a nivel internacional, sin contar su papel intimidante ante cualquier rival, llámese Tiago Splitter (Brasil), Peter John Ramos (Puerto Rico) o Esteban Batista (Uruguay). 

Horford expondrá sus razones en las próximas horas cuando haga el anuncio oficial. Con él fuera del equipo las posibilidades se reducen. 

Eso lo sabe la Federación Dominicana de Baloncesto, la gerencia general y hasta patrocinadores. Si bien un jugador de su estirpe no se produce todos los días, su ausencia debe comprometer a las autoridades del baloncesto dominicano a trabajar para desarrollar el talento nativo y disponer de una mayor reserva de jugadores. - 

Por: Nathanael Perez.

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

 
Design by Free WordPress Themes | Bloggerized by Lasantha - Premium Blogger Themes | cheap international calls