lunes, 4 de febrero de 2013

AL HORFORD, ALGO MAS QUE UN GRAN PIVOT

NBA-Uno de los hombres altos más completos de la Gran Liga, sin duda. Estamos hablando de un jugador realmente atípico, y que teniendo una gran envergadura (2,08 metros y 113 kilos), puede jugar perfectamente como hombre dominante, o como perfecto complemento de este. Estamos hablando de Al Horford, pívot dominicano de Atlanta Hawks. 

 Pero... quién es este sensacional pívot, descendiente de buenos jugadores, y famoso en la NBA por, además de ser tan buen jugador, haber tenido hasta hace poco un blog en NBA.com?. Pasemos a hablar de este sensacional jugador. 

 Alfred Joel Horford Reynoso nació en Puerto Plata, República Dominicana, un 3 de Junio de 1986, y es hijo de Tito Horford y Arelis Reynoso: Su madre, Arelis, es periodista, y su padre, Tito, fue un grandísimo jugador de high school, en Houston, Texas. 

Tras pasar por LSU (Louisiana State University) y University of Miami, el padre de Al, Tito, fue escogido en 1988 en el Draft de la NBA. No tuvo demasiada suerte, y tras 3 temporadas allí, más tarde decidió irse a jugar al extranjero... pero aún así, vemos que la tradición de los Horford por el baloncesto ya viene de lejos.

Pero no sólo Tito, su padre, fue jugador; además de él, su tío, Kelly Horford, jugó para Florida Atlantic University, en la época de los '90. En la actualidad, Al sigue siempre los consejos de su padre, quién además, como él mismo dice, se encarga de entrenarle "en sus ratos libres.

 Le enseño un poco de esto y un poco de aquello... tú ya sabes", decía, Tito. "Es mucho mejor que yo, pero yo soy más viejo... y eso te hace más listo": Además de esto, y para continuar con la tradición familiar, el hermano pequeño de Al, Jon Horford, se encuentra estudiando en University of Michigan, donde además juega al baloncesto: Con todo esto... el joven Al Horford, ya desde muy pequeño, creció con el baloncesto ya en las venas, y admirando a su padre a cada paso que este daba: Pero los cambios llegarían en la vida de los Horford. 

Cuando Al tenía 14 años, allá por el año 2000, la familia entera, por el trabajo de Tito, su padre, decidió moverse a Lansing, en Michigan, donde el pequeño y extrovertido Al acudirá a Grand Ledge High School. 

"Al no tenía ningún problema para hacer amigos", recuerda Arelis, su madre. "Era un chico muy divertido, le encantaba bailar y reírse, y siempre estaba rodeado de gente. 

Mamá me voy a no sé donde, mamá, me voy con no sé quién... él se dejaba y se deja querer. Es un gran muchacho".

 En allí, en el instituto... se hará el rey. Rápidamente, el juego de Al comenzó a destacar, y en muy poco tiempo, se convirtió, indiscutiblemente, en la referencia del equipo: A día de hoy, ostenta hasta 7 récords individuales del equipo de su antiguo instituto, entre los que se incluye el de máximo anotador histórico, con 1239 puntos. En su último año, promediaría 21 puntos, 13 rebotes y 5 tapones por partido. 

Casi nada!. Con todo esto... el futuro, su gran y prometedor futuro, picaba a su puerta. Su tío, Kelly, ya había jugado en Florida, como decimos, allá por los '90, y Michigan... era fría; demasiado fría. Al Horford no dudó ni un segundo, y en cuanto le llegó la oferta, no se lo pensó: acudiría a University of Florida, para jugar con los Gators, de la mano del gran Billy Donovan: Con los Gators de Florida, Al permanecerá 3 años (desde 2004 a 2007), previo a dar su gran paso a la NBA. 

 Los Gators, ese año, parecían estar de enhorabuena. No sólo llegaba al equipo el gran Al Horford, desde Michigan, sino que también llegarían otros grandes jugadores, como por ejemplo Joakim Noah (actualmente en Chicago Bulls, y procedente de Lawrenceville HS), Corey Brewer (jugador de Denver Nuggets), o Taurean Green, quién fue escogido en el Draft de 2007 por Portland Trail Blazers, y jugó, además, en la D- League, Denver Nuggets, Zaragoza (España), Atenas (Grecia), Gran Canaria (España) y actualmente juega en Tofan Busa. Con los de Florida... no tardaría en hacerse notar, y como siempre, para bien.

 Rápidamente causó un gran impacto, y en su primer año, formó una gran pareja interior con el ahora jugador de Golden State Warriors, David Lee. 

Por aquel entonces, Al era un freshman, pero tuvo el honor de poder jugar al lado del siempre batallador Lee durante un año (recordemos que David era ya senior): En aquel equipo, como decimos entrenado por Bill Donovan, estaban jugadores como Jack Berry, Corey Brewer, Joakim Noah, Al Horford, David Lee, Lee Humphrey, Cornelius Ingram, Adrian Moss, Chris Richard, Anthony Robertson, Garrett Tyler o Matt Walsh. Aquella plantilla, en el 1º año del dominicano en el equipo, hizo un récord de 24 victorias y tan sólo 8 derrotas, y ganarían, en 2005, la Southern Conference. Y prácticamente "sin querer"... comenzarían a llegar los éxitos para Al Horford y "sus" Gators. Para su 2ª campaña en Florida, el equipo comenzaba la temporada inmerso un mar de dudas y pesimismo, sobretodo por parte de la prensa. 

Tres jugadores realmente importantes (y titulares), como David Lee, Cornelius Ingram y Anthony Robertson, abandonaban el equipo (algunos, como David Lee, rumbo a la NBA, y otros, como Cornelius Ingram... rumbo a la NFL!), y en su lugar llegaban otros jóvenes jugadores, como Walter Hodge, David Huertas (portorriqueño), Jimmie Sutton y Brett Swanson. 

 El cambio era, cuanto menos, sustancial, ya que el equipo, como decimos, perdía a tres jugadores titulares, pero... ni mucho menos se descompuso. Billy Donovan, su entrenador, siguió a lo suyo, y decidió darle prácticamente todos los galones de líder a Al Horford. Con él como estrella, los Gators ganarían el campeonato Southern Conference, y en 2006 entrarían, como terceros, en el Torneo NCAA: Entrando en el Torneo, y con un récord en temporada de 33 victorias y 6 derrotas, los de Florida llegaban a la Final. 

En ella, se enfrentarían a UCLA, a quienes vencerían. En UCLA estaban, por aquel entonces, algunos "conocidos", ahora en la NBA, como Darren Collison (Dallas Mavericks), Arron Afflalo (Orlando Magic), Ryan Hollins (Boston Celtics), Jordan Farmar o Luc Richard Mbah a Moute: Los Gators eran campeones de la NCAA, y Al Horford haría, en aquella Final, 14 puntos, y capturaría 7 rebotes.

 Con el título de campeones, Horford y sus Gators entraban ya en la 3ª y última temporada del dominicano en sus filas. Desde muy temprano, las dos estrellas del equipo, Noah y Horford, prometieron ser mejores: "Esto no ha sido suerte", decía un exaltado Noah; "esto es producto del trabajo bien hecho, y este año, continuaremos con él". Horford, por su parte, era algo más "cauto", cuanto menos, aunque no menos positivo: "Tenemos que tener cuidado", decía. 

"Hemos ganado el título, y somos los favoritos. No hemos perdido a demasiados compañeros, y sí hemos añadido piezas que en principio van a ayudar, pero... hay que esperar": El equipo, que seguía bajo el mando de Donovan, se haría con jugadores como Jonathan Mitchell, Brandon Powell, Dan Werner o un ya conocido en la NBA, Marreese Speights. Por contra, perdía a jugadores como Adrian Moss, Matt Walsh, el portorriqueño David Huertas y Jimmie Sutton. Aquella temporada, Horford brillaría de sobremanera, pero sobre todo, lo haría en una noche en particular: la noche del 23 de Diciembre.

 Por aquellos días, Al había sufrido una lesión que no le estaba permitiendo jugar, y se enfrentarían a Ohio State University: los potentes Buckeyes de, entre otros, Greg Oden y Michael Conley Jr.. Pese a que su entrenador, Donovan, dijese que Al NO jugaría, al final éste hizo un esfuerzo y se vistió para aquel partido, teniendo que defender, nada más y nada menos, que al corpulento y gran Greg Oden (recordemos, nº1 del Draft para ese año): Al Horford no sólo jugó, sino que además secó perfectamente al gigante de los Buckeyes, dejándole en 7 puntos, mientras que él anotaría 11 puntos y capturaría 11 rebotes. Aquel partido aún es recordado como uno de los mejores en la historia de los Gators. Pero los de Florida no se quedarían ahí. 

El 2 de Abril de 2007... volverían a ganar el campeonato NCAA, esta vez ante Ohio State University, por 84- 75: Los Gators vencían a los Buckeyes en Atlanta, y prácticamente con el mismo equipo que el año anterior (desde luego, el mismo quinteto). 

Con esto, se convertían, además, en el primer equipo, desde la temporada 1991/ 1992, en la que los Blue Devils, de Duke, lo conseguían, en ser el primer equipo en repetir título dos años consecutivos: Tras aquel partido, las cuatro estrellas del equipo, los llamados 4 fantásticos, Joakim Noah, Al Horford, Corey Brewer y Taurean Green, anunciaban que abandonaban el equipo... rumbo a la NBA, tras 3 años allí: Y tras tres años en Florida... la NBA llamaba a la puerta. En el Draft de la NBA de 2007, no muchos se lo pensaron, y Al Horford saldría rápidamente escogido. 

De él, lo que más gustaba era su polivalencia, pudiendo jugar perfectamente tanto de pívot como de ala- pívot, su tiro de media distancia, su movilidad, su agilidad, su pase, su bote, su defensa... prácticamente todo gustaba. 

 Con todo esto, en la noche del Draft de 2007, Atlanta Hawks se hacía con los servicios de Al Horford, escogiéndole en la 1ª RONDA, EN LA 5ª ELECCIÓN GLOBAL. 

Recordemos que el nº 1 sería Greg Oden, de Ohio State University, y elegido por Portland Trail Blazers, y el nº 2 sería el fantástico Kevin Durant, procedente de Texas: Al Horford venía de ser un hombre clave en Florida... y no iba a ser menos en Atlanta.

 Desde el principio, Mike Woodson, su entrenador (actualmente brillando con New York Knicks), le daría un rol importante en el equipo: Prácticamente fue titular todo el año (un total de 77 partidos), y no decepcionó; en un equipo formado por jugadores de la talla de Mike Bibby, Josh Childress (actualmente en Brooklyn Nets), Zaza Pachulia, Josh Smith (hoy, líder del equipo junto a Al), Marvin Williams, Anthony Johnson o Joe Johnson (hoy en Brooklyn Nets, e indiscutible líder por aquel entonces de la franquicia), el joven Al no tardó en demostrar el por qué de su elección en el Draft: Su primera temporada sería, quizás, la mas floja de todas en cuanto a resultados, pero, con un récord de equipo de 37 victorias y 45 derrotas, llevaba a "sus" Atlanta Hawks a la post- temporada. 

 Los Hawks habían entrado como octavo equipo (último en poder clasificarse), en los Playoffs, pero su suerte, en la post- temporada, no sería la misma que la que habían tenido para clasificarse: en primera ronda, se enfrentaban a Boston Celtics, y estos les eliminarían en 1ª Ronda.

 Aún así, los números del joven Horford en estas series habrían sido de 13 puntos, 10'5 rebotes y 4 asistencias: Con una temporada rookie nada decepcionante... Al Horford comenzaba su 2ª campaña en la NBA (temporada 2008/ 2009). 

 El equipo seguía a las órdenes de Mike Woodson, y, pese a mantener más o menos el mismo bloque (las estrellas, todas, seguían), el equipo se hacía con los servicios del escolta Ronald Murray. 

 El equipo, con esto, jugó más y mejor, y Al parecía estar cada vez más integrado en la plantilla: El récord en la temporada?: el mismo que la anterior... pero al revés. Con 47 victorias y 35 derrotas, los Hawks se clasificaban para los Playoffs como cuarto equipo del Este. Allí les esperaba Miami Heat; los Heat de Dwayne Wade: Los Heat no serían demasiado obstáculo para los de Georgia, y tras 7 partidos, se desharían de ellos.

 En las Semifinales de Conferencia, sin embargo, esperaban los potentes Cleveland Cavaliers de LeBron James. Los de Ohio sí que serían un muro para los Hawks, y estos perderían 4- 0 ante los Cavs de King James. Tercera temporada de Al Horford en la NBA (temporada 2009/ 2010). 

El equipo mejoró aún más. Seguían entrenados por Woodson, y seguían haciéndole pequeños retoques al equipo. Esta vez, el retoque en cuestión se llamaba Jamal Crawford, quién sería, además el 2º máximo anotador del equipo esa campaña: Al Horford, sin embargo... iba a lo suyo. 

Con unos números de impresión (14 puntos, 10 rebotes, 1 tapón y 2'5 asistencias por encuentro), el joven pívot dominicano mejoraba, y su progresión era casi geométrica. Su premio llegaría en Febrero, convirtiéndose, por primera vez, en All Star: Con un récord de 53 victorias y 29 derrotas, los Hawks volvían a la post- temporada, donde volverían a caer en Semifinales. 

 En la 1ª Ronda, eliminarían en 7 partidos a unos inexpertos Milwaukee Bucks, pero en las Semifinales les esperaba Dwight, Superman Howard, con sus Orlando Magic: La realidad fue que Horford, en ningún momento, pudo parar a un gran Howard, que se hizo valer de su imponente físico para superar una y otra vez al joven pívot. 

Al final de la eliminatoria, los Magic vencían por 4- 0 a los Hawks, yéndose a las Finales de Conferencia. Con dos decepciones seguidas en los Playoffs, cayendo en Semifinales... los Hawks de Al Horford llegaban a su cuarta campaña (temporada 2010/ 2011). 

 Para esta campaña, Mike Woodson se había ido, cediendo su puesto a Larry Drew, y los Hawks, más o menos, se mantuvieron en unos mismos registros: Con 15 puntos, 9 rebotes y casi 4 asistencias de media por partido, Al Horford conseguiría su 2ª aparición en el All Star (aunque como suplente), y sus Hawks (más bien los de Joe Johnson, tan genial como individualista), conseguirían, con un récord de 44 victorias y 38 victorias, otro pase para los Playoffs: Pero cuando se dice que el límite es el cielo... para los Hawks, el límite, seguían siendo las Semifinales. 

Los Hawks, en 1ª Ronda, volvían a vérselas con Dwight Howard y sus Orlando Magic. Esta vez no habría piedad, los de Georgia, con un sensacional Horford, vencían a los del norte de Florida por 4- 2.

 Pero en Semifinales (de nuevo)... caían. El rival?. Los potentes Chicago Bulls de Derrick Rose... y su gran amigo en Florida, en sus tiempos de universitario: Joakim Noah: Aquellos Bulls fueron, de nuevo, demasiado para los Hawks, y estos se irían a casa, de nuevo, en Semifinales, con un 4- 2 en la eliminatoria. 

 Y con todo esto... comenzaba su quinta temporada en Atlanta (temporada pasada). El equipo seguía a las órdenes de Larry Drew, y hasta poco más allá del mes de Diciembre... lo más destacado en la vida de Al Horford fue su boda, celebrada el 24 de Diciembre de 2011, con Amelia Vega, la también dominicana, escogida como Miss Universo, en el año 2003: Ya casado, todo parecía ir sobre ruedas para Horford, hasta... poco más de un mes después. 


En Enero de 2012, Al Horford, en una caída, se lesionaba de gravedad el hombro. Tras ser examinado, se descubrió que su lesión no sólo afectaba al hombro, sino que llegaba hasta el pectoral, con lo que se perdería lo que restaba de campaña: Sin Horford, siempre rozando un nivel excepcional, los Hawks fueron más predecibles, aunque, de nuevo, volverían a lograr clasificarse para los Playoffs. 

 Y con los Hawks en la post- temporada... se acercaba, poco a poco, el retorno de Horford, el gator de Atlanta. Volvió para el 4º partido, ante Boston Celtics, y pese a que su actuación fue buena (12'5 puntos y 7 rebotes en la serie), los Hawks cayeron eliminados por unos experimentados Celtics, por 4- 2: Pero aquella eliminación... no era como las demás. 

Se decía que tanto Josh Smith como el propio Al Horford, dos grandes estrellas, eran jugadores de tipo "secundario", a manos de un talentoso pero excesivamente individualista Joe Johnson. 

Las series no habían sido del todo buenas, y se empezaba ya a rumorear, y con fuerza, el posible traspaso de alguna de sus estrellas. 

 Jugadores como Josh Smith o Al Horford, se decía que se habían "estancado" en su juego, y que con la presencia de Joe allí... ya no tenían nada que hacer. 

Tras el partido, y ya en el vestuario, se rumorea que hubo más que palabras entre Smitty y Joe Johnson, y que Horford, "oliendo sangre", como se suele decir, se metió por en medio, ayudando a Smith, y en contra de Johnson. Sólo Zaza Pachulia, el expeditivo letón de los Hawks, pareció salir en defensa del, a priori, líder de la franquicia. Con todo esto... nos situamos en el día de hoy. 

 La franquicia, finalmente, terminó deshaciéndose de Joe Johnson, traspasándolo a Brooklyn Nets, por un total de 7 jugadores (pocos aprovechables), con el fin de darle mucho más protagonismo a la pareja interior Smith- Horford: La realidad es que el equipo, con la ausencia de Johnson, no está mal del todo, y está situado en el 6º puesto de la Conferencia Este, tras Miami Heat y New York Knicks. 

Los números de Al Horford?. Hasta el momento, 16 puntos, 10 rebotes y 3'5 asistencias de media por partido, en algo más de 37 minutos en pista. Este es Al Horford. Sin duda, cuando hablamos de él, estamos hablando de un pívot, cuanto menos, atípico. Pese a, como decimos, su gran volumen (2, 08 metros, que no le hacen demasiado alto, pero sus casi 114 kilos de peso, lo que sí le hacen, cuanto menos, pesado), no es un jugador lento, y tampoco "patoso"; más bien todo lo contrario. Con un buen bote, velocidad y un más que aceptable tiro, es capaz de sacar mucho de jugadas que, a priori, no valen tanto. 

 Será capaz Atlanta de conservar a su dupla interior?. Esperemos que sí, por el bien de la franquicia de Georgia.

Fuente: NBA AVENUE.

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

 
Design by Free WordPress Themes | Bloggerized by Lasantha - Premium Blogger Themes | cheap international calls