jueves, 5 de julio de 2012

NASH HARÁ DÚO CON KOBE EN L.A

LOS ANGELES -- Ha pasado un tiempo desde que uno de los jugadores elite de la NBA miro alrededor de la liga, consideró todas sus opciones y decidió que Los Angeles Lakers le ofrecían la mejor oportunidad de ganar.

OK, desde diciembre cuando Chris Paul tomó la misma decisión de Steve Nash, solo para que el comisionado de la NBA David Stern moviese su dedo al propuesto canje con los New Orleans Hornets y enviara a Paul al otro vestidor local en el Staples Center para jugar en vez por Los Angeles Clippers.

Desde entonces los Lakers han sido rechazados y separados más veces que Tom Cruise. Dwight Howard no estaba con ellos luego de que una conversación inicial con Kobe Bryant no fue muy bien de acuerdo a reportes. Deron Williams nunca les dio a los Lakers una oportunidad antes de fichar nuevamente con los Brooklyn Nets.

James Harden, natural de L.A. nada menos, dijo que su corazón estaba en Oklahoma City. Diantres, aún el propio centro de los Lakers Andrew Bynum dijo que por él estaba bien jugar en otro sitio si así fuese.

Los veteranos en busca de una sortija estaban volando hacia el sur a Miami. El equipo jugando en las noches de descanso en el Staples Center se estaba convirtiendo en la versión Showtime de esta era.

Para un equipo y una ciudad que está acostumbrada a conseguir lo que quiere, estos han sido tiempos extraños.

Hasta que Steve Nash dio el "sí".
Sí a los Lakers.
Sí a Kobe Bryant.
Sí a la idea de que esta es aún una franquicia glamorosa.
Sí a buscar una sortija aquí, y no estar en el asiento trasero con LeBron y Cía. allá en South Beach en su búsqueda del número 2.


Para los fanáticos de los Lakers esto se va a sentir muy similar a la temporada de 2003-04 cuando los ex rivales Karl Malone y Gary Payton firmaron para buscar una sortija en la parte final de la dinastía Bryant-Shaquille O'Neal.

Los Lakers habían sido eliminados de la segunda ronda de los playoffs de 2003 por los San Antonio Spurs y estaban necesitados de un base que pudiese mantenerse con Tony Parker y un alero de poder que pudiese agolpear a Tim Duncan.

Pero esto es diferente por una razón muy importante: Los Lakers eran todavía sin duda un contendor esa temporada. Su núcleo estaba joven aún, Phil Jackson todavía era su entrenador, y el Dr. Jerry Buss estaba todavía muy involucrado.

Los Lakers de 2012 han estad sufriendo de algo cercano a una crisis de identidad desde que Stern vetó el canje de Paul. Cosas como esas no se supone que sucedan a los Lakers, no a los Lakers.

Una persona fuertemente involucrada en el fallido canje me dijo una vez, "Lo que sucedió a los Lakers fue una tragedia. Una farsa absoluta".

Otro estimó que le tomaría a los Lakers al menos cinco años para recuperarse. El canje sí daño la marca de los Lakers, su nómina -- Lamar Odom pidió ser canjeado, Pau Gasol todavía se está recuperando -- y su psiquis.

El nuevo entrenador Mike Brown caminó dentro de un huracán y simplemente trató de sobrevivirlo. Con la temporada ya condensada por el cierre laboral, tuvo poco tiempo para colocar su huella en el equipo, mucho menos instalar un libro de jugadas.

El trabajo del gerente general Mitch Kupchak fue más difícil que nunca con el nuevo y restrictivo convenio colectivo que penalizaba a equipos que pagaban el impuesto de lujo como los Lakers. Y aparte de eso, ya había conectado un jonrón con el canje de Paul, sólo para que un árbitro lo decretara foul.

Considerándolo todo, una derrota en segunda ronda no fue tan mal final para un equipo que había pasado por tanto.

Pero derrotas en la segunda ronda no es de lo que se tratan los Lakers. No ahora ni nunca. Por lo que adquirir a Nash significa más que solucionar las dificultades de base en los Lakers.

Si Ramon Sessions fue una idea, Steve Nash es la respuesta.

Una respuesta de cómo los Lakers pueden ganar ahora.

Una respuesta a los críticos que se preguntaron si la franquicia había perdido su brillo.
Una respuesta a Kobe Bryant, que comenzaba a perder la fe.

Los Lakers tenían varias opciones fundamentales esta temporada baja:

¿Envejecer o rejuvenecer? ¿Vivir ahora o para el futuro? ¿Batear para las verjas o jugar Moneyball?

Luego de canjear por Steve Nash, tomaron su decisión. Los Lakers están all-in.

ESPNdeportes

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

 
Design by Free WordPress Themes | Bloggerized by Lasantha - Premium Blogger Themes | cheap international calls